Culture

Diferencias culturales en el proceso de compra en el consumidor chino y estadounidense; Vender lo mismo, pero no igual

By
Cristian Sánchez
on
April 25, 2019

La globalización ha provocado que los mismos productos sean consumidos en países totalmente diferentes a nivel cultural, lo que no ha conseguido. es cambiar la forma en la que el esos productos son consumidos.

Hoy me ha parecido interesante escribir sobre las diferencias culturales, y sobre la necesidad de no solo ser creativos, sino también de hacer un profundo estudio cultural del mercado en el que queramos operar. 

China y EEUU se presentan como dos ejemplos magníficos para concienciar sobre tal necesidad ¿Por qué? Pues porque estamos hablando de la mayor potencia económica y publicitaria del mundo (EEUU) y de la segunda mayor potencia económica y país más poblado del mundo y por tanto un mercado cuanto menos apetecible (China). 

Hola en diferentes idiomas

Si bien es cierto aquello de que cada día nos parecemos más por aquello de la globalización, vemos las mismas películas, usamos los mismo teléfonos, leemos los mismos libros, etc.. resulta no ser una verdad absoluta, y es que tal y como apunta Mooij, grandísimo estudioso del cross cultural, la realidad es que las grandes cadenas de televisión han tenido que adaptarse a los mercados donde operan, ofreciendo contenido en el lenguaje nativo, el formato de noticias, las horas de emisión, etc.

El grado de intercambio cultural entre las personas es limitado, y no hay ninguna evidencia empírica probada de que el mercado global haga que el comportamiento del consumidor converja entre los distintos países” (Mooij, 2003)

Volviendo al ejemplo que ocupa el post y siguiendo el estudio sobre hábitos de consumo de norte americanos y chinos desarrollado por K.B. Doran, vemos diferencias interesantes; 

  • Los estadounidenses prefieren informarse a través de herramientas como internet para la toma de dicción de compra, sin embargo los chinos prefieren hacer uso de fuentes personales, tales como amigos y familiares, para la toma de decisiones. 
  • Los estadounidenses prefieren ir a comprar solos, mientras que los chinos prefieren hacerlo acompañados. 
  • Los chinos entienden por ahorro la compra de productos de alta calidad, productos que aportan mayor rendimiento y vida de uso más larga, mientras que los estadounidenses lo entienden por la adquisición de productos baratos, incluso si esto significa remplazarlo a corto plazo. 
  • Los estadounidenses realizan la decisiones sobre el presupuesto antes de empezar la búsqueda de producto, ahorrando y luego tomando la decisión de compra, mientras que los chinos utilizan la información recogida durante la búsqueda para establecer el presupuesto para la compra, entonces ahorran y luego compran, sin considerar que el tiempo pueda cambiar la necesidad hacía ese producto
  • Pocos americanos muestran un disfruto durante el proceso de compra, para ellos el momento de comprar supone un uso importante de tiempo, lo cual resta importancia a decisiones de compra más diarias. Sin embargo para los chinos el proceso de búsqueda y compra si que se entiende como una tarea agradable y entretenida, llegando a disfrutarla. 

Estas son algunas diferencias referentes al comportamiento del consumidor chino y estadounidense durante el proceso de compra, sin duda diferencias que deberían de tenerse en cuenta a la hora de elaborar una campaña, ofrecer información sobre un producto, su forma de distribución o incluso el concepto de la tienda física en caso de haberla. Por lástima y ya sea por cuestiones de presupuesto o de desconocimiento estas diferencias se pasan por alto en muchas ocasiones, implantando el mismo sistema de venta (estrategia de las 4P para los marketeros) en un mercado que en otro. 

Volviendo al principio del post… si el mundo tiende hacía una homogeneización cultural, este proceso se proyecta, de momento, sobre elementos más superficiales como puede ser el producto (un iphone o un libro) y no la forma en la que este se entiende o se adquiere y sobre la que debe trabajar el planner o el estratega de la campaña para que emita el mensaje idóneo en el lugar correcto. 

Cristian Sánchez

Hey there! it's Cristian, formed as sociologist y decided to turned into strategic planner to focus my professional carrier in what I love, culture and advertisement.